Las efímeras

Las Efímeras (Novela)
Galaxia Gutenberg

Primera edición: noviembre 2015
Segunda edición (rústica): noviembre 2018

240 páginas

 

 

 

 

 

 

Texto de contraportada:

Dora y Violeta Oliver, dos hermanas que mantienen una ambigua relación, viven aisladas en una casa situada a las afueras de una comunidad. Sus miembros se han ido reuniendo en el lugar en torno a una gran casa que semeja la forma de una colmena, en busca de un estilo de vida marcado por el retiro y la autosuficiencia, por la coherencia y la introspección. Hasta que un día, una de las hermanas Oliver comienza un acercamiento hacia el tímido Denis, un muchacho perseguido por un turbio pasado que se remonta varias generaciones atrás, y desaparece.

En ese espacio aislado, dominado por una naturaleza omnipresente que también establece sus propias normas, una mujer, Anita, es la encargada de conservar el equilibrio y la normalidad, al menos de modo aparente.

Así, entre insectos, tierra y una densa masa de vegetación, todo parece mantenerse bajo una pacífica cotidianidad. Un modo de vida idílico que se convertirá para algunos en una opresiva trampa.

Las efímeras es una novela sobre la dominación, la dependencia y el deseo de acaparar y controlar la vida de los seres cercanos. Todo ello sumergido en una naturaleza invasiva, asfixiante, de la que es muy difícil escapar.

Leer inicio

____________________________________________________________________

 

La prensa ha dicho:

«Desde las primeras páginas sentimos que nos encontramos con literatura de alta intensidad.»

Carlos Pardo. Babelia. El País.


«Lo que más me ha gustado de Las efímeras es que muestra a la literatura en su estado más puro, aquel que coincide con la necesidad del lenguaje cuando no es simple instrumento para decir cosas o contar historias, sino que se convierte en el verdadero protagonista de la obra.»

José María Pozuelo Yvancos. ABCD las artes y las letras. ABC.

 

«Una novela que vuelve a la complejidad esencial del individuo: sobre la convivencia cuando es devastadora, sobre el deseo de dominio, la naturaleza que ahoga y libera, y la imposibilidad de escapar a ella.»

Pilar Castro. El Cultural. El Mundo.


«Las relaciones humanas son posesivas y bien lo sabe la autora de «Las hijas de Sara». Por ello vuelve a profundizar en la fiscalización de las emociones, las convivencias tóxicas, la imposibilidad de escapar de nuestros miedos hasta proyectarlos en otros.»

Ángeles López. La Razón.


«La autora compone una novela tan claustrofóbica como poética, dado que tiene el suficiente dominio de las estrategias narrativas como para presentarnos toda esa violencia, opresión y desconcierto con un envoltorio de elegancia estilística.»

Álvaro Colomer. YoDona. El mundo.


«Las efímeras es una magnífica novela, un juego literario y simbólico que, en última instancia, pretende explorar y jugar con el lenguaje.»

Juan Villalba. Turia.

 

Los comentarios están cerrados.